66 COSAS QUE VER (Y HACER) EN LA RUTA66 – 3ª Parte

•mayo 19, 2016 • 2 comentarios

<– 2ª PARTE

45.jpg

En Arizona se encuentra uno de los cráteres mejor conservados del país. El impacto de un meteorito lo creó hace 50.000 años y mide 1.200 metros de diámetro y 170 metros de profundidad. Meteor Crater se sitúa en el área de Canyon Diablo, 18 kilómetros al oeste de la ciudad de Winslow. Al ser de propiedad privada es necesario pagar una entrada para acceder a él; bastante cara, por cierto.

46.jpg

¿Qué otra carretera podría tener su propia bebida? La Route 66 beer (no te dejes engañar por el nombre, no lleva alcohol) está hecha a base de azúcar de caña y vendría a ser una bebida gaseosa al uso. Está disponible en los ocho estados de la Ruta.

47.jpg

La Ruta 66 cuenta con tres lugares fetiche, vestigios en ruinas de otra era cuya búsqueda supone el Santo Grial para todo aquel que quiera ir más allá de las tourist traps habituales. Del primero de ellos, John’s Modern Cabins (Missouri), apenas se conserva un cartel oxidado y alguna vieja cabaña semi derruida. Los dos restantes se encuentran en Arizona. Two Guns Trading Post se construyó sobre un cementerio indio y se dice que está maldito. Actualmente se puede llegar a él por una carretera de tierra tras tomar un pequeño desvío. Finalmente, Ed’s Camp es el más difícil de acceder porque se encuentra en una propiedad privada y su dueño no es muy amigo de visitas. Durante la edad de oro de la 66 fue un punto de avituallamiento clave antes de adentrarse en el desierto.

48.jpg

Aunque, por lo general, a lo largo de la Ruta 66 encontraremos estaciones de servicio más que suficientes para no temer quedarnos sin gasolina, las distancias en Estados Unidos son enormes y nos pueden jugar una mala pasada. Es recomendable llenar el depósito cuando lo llevemos por la mitad para evitar sustos, especialmente en los estados del oeste. Un despiste, un fallo de cálculo, y nos tocará esperar a la grúa en medio del desierto.

49.jpg

Uno de los side trips imprescindibles cuando se recorre la Ruta es visitar el Gran Cañón del Colorado. Partiendo de la ciudad de Williams, en poco más de una hora nos plantaremos allí. Os recomendamos que lo visitéis al amanecer o al atardecer, os aseguro que es una experiencia casi mística. Puedes contemplarlo también desde el aire, sobrevolándolo en avioneta o helicóptero, o incluso llegar en tren.

Alternativa: Otro lugar de cine que puedes ver es Monument Valley. Está a tres horas de la Carretera Madre.

50.jpg

Williams ostenta el triste honor de ser la última ciudad de la Ruta circunvalada por la autopista en 1985. Quizás por esta razón, el tiempo parece haberse detenido en ella. Dar un paseo al atardecer por sus calles se convertirá en toda una experiencia. Por desgracia, Williams es también uno de los destinos más masificados de la 66, así que prepara la cartera porque está plagado de tiendas, restaurantes y turistas, muchos turistas.

51.jpg

En la ciudad de Seligman, Arizona, vive uno de los mayores defensores de la Carretera Madre. De profesión barbero, Ángel Delgadillo fundó en 1987, junto a otros empresarios locales, la Historic Route 66 Association of Arizona, establecida para promover el reconocimiento de la Ruta 66 como carretera histórica. Después de esto, el resto de estados se apresuraron a crear sus propias asociaciones. Con cerca de 90 años, a Ángel se le conoce como el ‘guardian angel’ (ángel guardián) de la 66. Si te acercas por su establecimiento, podrás sentarte en su asiento de barbero y charlar con el hombre de la eterna sonrisa.

52.jpg

En 1992, otro personaje muy ligado a la historia reciente de la Ruta y ferviente defensor de su recuperación, el artista Bob Waldmire, reabrió Hackberry General Store como punto de información para turistas y tienda de regalos. En 1998 vendió la tienda a John y Kerry Pritchard y se volcó en la promoción de la carretera hasta su muerte en 2009. Este establecimiento es ahora parada obligada para el viajero y uno de los puntos calientes de la 66 a su paso por Arizona.

53.jpg

La ciudad del pecado está a tan solo hora y media de la Ruta y es otra de las escapadas imprescindibles si recorres la 66. Como reza la canción de Elvis, desearás que el día tuviera más de 24 horas para disfrutar de sus casinos y atracciones varias. Puedes probar suerte en las mesas de juego pero, recuerda, perder hasta la camisa en Las Vegas es muy sencillo, es solo cuestión de proponérselo.

Alternativa: En la ciudad hay varias obras permanentes del Circo del Sol, a cada cuál más espectacular. ¡Aprovecha!

54.jpg

La localidad de Oatman, en la frontera entre Arizona y California, fue durante muchos años un próspero enclave minero. Sin embargo, cuando el oro se acabó los mineros se vieron obligados a abandonar el pueblo, dejando tras de sí los burros que utilizaban para cargar materiales. Los descendientes de esos animales campan hoy a sus anchas por las calles de Oatman y se han convertido en su principal atracción turística. Si quieres darles de comer, en casi todas las tiendas venden paquetes de ‘burro chow’ para alimentarlos.

Sugerencia: De camino a Oatman para en Cool Spring Cabins.

55.jpg

Si cogemos un pequeño desvío antes de llegar a Barstow, California, podremos acceder a un pueblo fantasma del viejo Oeste, Calico. Al igual que en Oatman, cuando la plata comenzó a perder valor a finales del siglo XIX, los mineros se fueron del pueblo. En 1950 un empresario californiano compró las minas y creó el parque temático que existe hoy en día, respetando los cinco principales edificios del pueblo tal y como lucían en 1880. En él podremos visitar las minas, panear oro como lo hacían los pioneros o hacer un recorrido en un tren de vapor.

Alternativa: En Carthage, Missouri, se erige Red Oak II, una recreación del artista Lowell Davis de su pueblo natal.

56.jpg

Los moteles mom&pop son establecimientos independientes, generalmente más acogedores y baratos que los de las grandes cadenas hoteleras nacionales. Además, suelen contar con habitaciones temáticas con ese toque kitsch que tanto apreciamos los viajeros de la Carretera Madre. Si viajáis de Chicago a Los Ángeles no podéis dejar de dormir en uno (o varios) de estos: Wagon Wheel (MO), Munger Moss (MO), Boots Court (MO), Blue Swallow (NM), Roadrunner Lodge (NM), Motel Safari (NM), El Rey Inn (NM), El Rancho Hotel (NM), Wig Wam (AZ), La Posada (AZ), Historic Route 66 (AZ), El Trovatore (AZ) y Saga Motor Hotel (CA). Muchos de ellos llevan ahí desde los inicios de la Ruta 66.

57.jpg

Como hemos visto en anteriores ocasiones, la Ruta 66 está plagada de lugares cinematográficos. En pleno desierto de Mojave se encuentran las localizaciones en las que se rodó la película Bagdad Cafe. En la pequeña localidad de Newberry Springs sigue abierta la cafetería donde tiene lugar la historia de Jasmine y Brenda. Entra, tómate algo, y disfruta del séptimo arte.

58.jpg

Y hablando del desierto de Mojave, una de las mayores experiencias que puedes vivir haciendo la Ruta 66 es conducir a través del desierto sin ver un alma durante decenas de kilómetros, con la única compañía de los cuervos y algún solitario tren de mercancías en el horizonte. También llamado desierto Alto, debe su nombre al pueblo indígena mojave y ocupa un total de 124.000 kilómetros cuadrados. Aquí tendrás la oportunidad de parar y hacerte tranquilamente la foto de rigor con los famosos escudos de la Ruta 66 pintados en el asfalto.

59.jpg

Aparte de los que verás por la calle -todavía hay muchos en circulación-, a lo largo de la Ruta hay varios museos de coches clásicos que harán las delicias de los amantes del motor. Las entradas para estas exposiciones suelen ser bastante asequibles (entre 2 y 5 dólares), pero también tenéis la opción de Russell’s Truck and Travel Center Auto Museum, en Glenrio (NM), un área de servicio enorme que incluye una muestra de automóviles gratuita que no desmerece en nada a otras colecciones de pago.

60.jpg

En diciembre de 1948, Richard y Maurice McDonald abrieron su primer restaurante en San Bernardino (California), junto a la Ruta 66. La que con el tiempo se convertiría en la mayor cadena de comida rápida del mundo, tuvo unos inicios modestos. El menú consistía en una veintena de artículos, la mayoría cocinados a la barbacoa. El establecimiento ya no sirve comida, ahora es un museo que alberga una extensa colección de artículos históricos relacionados con la franquicia. La entrada es gratuita.

61.jpg

Fin de trayecto. Tras lidiar con el denso tráfico de entrada a Los Angeles, llegaremos al muelle de Santa Mónica, el final de la Ruta 66. Hay una señal de ‘End of the Trail’ con la que podremos inmortalizar el momento. Tras casi 4.000 kilómetros, ¡ya estamos en la costa del Pacífico! Cuando terminemos en el muelle, ya si eso, podremos ir a buscar a Mitch Bucannan por la playa…

Alternativa: Los más puristas preferirán localizar la placa conmemorativa de fin de recorrido de la Will Rogers Highway, unos metros más al norte del bulevar.

62.jpg

Situado en el parque homónimo, el observatorio Griffith es un precioso planetario desde el que tendremos L.A. a nuestros pies, con un panorámica insuperable del downtown angelino, las colinas de Hollywood y el oceáno Pacífico. Os recomendamos subir al atardecer para disfrutar de cómo la noche cae sobre la ciudad.

Curiosidad: Fue el escenario elegido para el final de Rebelde sin causa. De hecho, en la entrada del observatorio hay un busto de James Dean.

63.jpg

El cartel de Hollywood domina las colinas de Los Ángeles y es visible desde gran parte de la ciudad. Para acercarte y tener una perspectiva más próxima del mismo, os recomendamos ir hasta aquí. Por desgracia, a día de hoy es imposible acercarse hasta la base de las letras, vallaron el perímetro hace años para evitar accidentes.

Alternativa: Si eres atrevido y quieres acercarte de verdad, este es el punto más próximo al cartel, pero tendrás que subir andando porque hay una valla que prohíbe el acceso a los vehículos.

64.jpg

Caminar por el Paseo de la Fama es una experiencia entre mágica y bizarra, pero no puedes abandonar la ciudad sin verlo. La mayor parte del tiempo irás con la cabeza gacha mirando los cientos de estrellas de famosos que pavimentan la calle, lo que hará que te choques con miles de personas que van haciendo lo mismo que tú. En general, Hollywood Boulevard está atestada de turistas y tiendas de baratijas que restan glamour al conjunto. No olvides acercarte al Teatro Chino; a sus pies están las huellas de los famosos, hay más de doscientas.

65.jpg

Si viajas a la meca del cine no puedes dejar de visitar un estudio de Hollywood. Las tres mayors cuenta con visitas guiadas que permiten conocer los decorados y los platós donde se rodaron -y se ruedan- películas y series mundialmente famosas. Por un lado, Universal Studios está enfocado como un parque de atracciones temático. En la visita a los estudios Warner Bros predomina la información sobre series de televisión. Finalmente, Paramount Pictures permite recorrer sus decorados y platós situados en Melrose Avenue. Un colofón ideal para un viaje de cine.

Alternativa: Si viajas con niños, una opción perfecta es llevarlos a Disneyland. Hay una atracción especial, Cars Land, dedicada a la película de Pixar que seguro que también gustará a los adultos que vengan de hacer la Ruta 66.

66.jpg

Porque todavía no conozco a nadie que no quiera repetir😉

Y eso es todo. Somos conscientes de que se nos han quedado muchas cosas en el tintero, así que os animamos a compartir con nosotros vuestras mejores experiencias y aquellas actividades o lugares que añadiríais a la lista. Tenéis a vuestra disposición el grupo de Facebook y el canal de Twitter.

¡Nos vemos en la Ruta!

66 COSAS QUE VER (Y HACER) EN LA RUTA 66 – 2ª Parte

•abril 7, 2016 • 1 comentario

<– 1ª PARTE

23

Existe un vínculo especial entre nuestra carretera y la película de animación Cars. Pixar se basó en personajes y lugares históricos de la Ruta 66 para crear su particular homenaje. En concreto, el personaje de Mate se inspiró en una grúa International Harvester de 1951, que sigue aparcada en la puerta de lo que antes era 4 Women on the Route, en Kansas. Desde su estreno en 2006, esta cinta ha contribuido más que ninguna otra al resurgimiento de la Carretera Madre. Durante nuestro viaje nos encontraremos referencias constantes a la película, algo que agradecerán especialmente los peques de la casa.

Alternativa: Cuando llegues a Los Ángeles no te pierdas Cars Land, un parque temático dedicado exclusivamente a la peli dentro de Disneyland.

24.jpg

Este tramo de la Ruta 66 es famoso por sus pequeñas dimensiones, tan solo 2,70 metros de lado a lado de la calzada. Según cuentan, durante su construcción se quedaron sin fondos y prefirieron terminar el tramo completo, aunque fuese de un solo carril. La Ribbon Road discurre entre las localidades de Miami y Afton en Oklahoma, y ofrece una de las fotos más curiosas del viaje: tumbados sobre asfalto podemos tocar ambos márgenes de la carretera a la vez, algo que se ha convertido ya en una tradición entre los ruteros.

Alternativa: Cerca de Auburn (IL) podemos disfrutar de un pequeño tramo original de ladrillo de apenas 2 kilómetros, cuidadosamente restaurado bloque a bloque.

25.jpg

La ballena azul de Catoosa es otro de los iconos más reconocibles de la denominada Calle Principal de América. Hugh Davis, un empresario local, la construyó a principios de los años 70 como regalo de aniversario para su esposa Zelta, que coleccionaba figuritas de ballenas. Desde entonces, se convirtió en una de las paradas favoritas de los viajeros, especialmente de los más pequeños, que disfrutaban deslizándose por sus toboganes. ¿A quién no le gustan las ballenas?

26.jpg

El famoso granero rojo de Arcadia es el último de planta circular que queda en Estados Unidos. Construido en 1898, lleva ahí desde mucho antes de que se construyera la carretera. Por el módico precio de 50 dólares podremos poner nuestro nombre a un ladrillo y formar parte para siempre del mito. Además, estaremos contribuyendo a la conservación de un enclave emblemático de la Ruta 66.

27.jpg

A lo largo de sus 3.940 kilómetros, casi todos los estados por los que pasa cuentan con museos consagrados a la Ruta 66, pero para ponéroslo más fácil vamos a destacar, por orden de importancia, únicamente tres: Oklahoma Route 66 Museum, Route 66 Association Hall of Fame & Museum y California Route 66 Museum. Además, en sus tiendas los souvenirs suelen estar a buen precio. La lista completa podéis consultarla aquí.

28.jpg

Sandhill Curiosity Shop, en Erick (OK), es uno de los sitios más bizarros de la Ruta 66. Es una tienda que no vende nada y cuya mayor curiosidad es su excéntrico dueño, Harley Russell, quien fue una de las principales fuentes de inspiración para crear al personaje de Mate en la película Cars. Sin embargo, será seguramente una de las paradas más divertidas que harás en tu viaje. A poco que se anime -ten en cuenta que fue músico profesional-, os dará un concierto improvisado con su guitarra acústica. Por desgracia, la otra mitad del grupo, su encantadora esposa Annabelle, falleció en 2014.

29.jpg

Una de las cosas que más llama la atención de aquel país es la diversidad de entretenimientos relacionados con el motor que existen, muchos de ellos tan genuinamente americanos como los derby de demolición. En el Route 66 Raceway de Joliet (IL), podrás disfrutar de una noche de destrucción en familia. En sus instalaciones alberga, además, carreras de la NASCAR, competiciones de la liga NHRA de dragsters e, incluso, veladas de camiones “monstruo”… ¡brutal!

30.jpg

En el número uno del ranking de lugares insólitos se encuentra el museo de McLean (TX), dedicado al alambre de espino. Aunque no lo creáis, existen más de 450 patentes en el mundo y más de 2.000 tipos de alambre de espino. Fascinante, ¿verdad? Pese a su relativamente escaso kilometraje, la sección de Ruta 66 que discurre por Texas no deja indiferente a nadie, es un compendio de lugares y experiencias distintas que no encontrarás en ningún otro sitio.

31.jpg

¿Serías capaz de comerte un bistec de 2 kilos, y su correspondiente guarnición, en menos de una hora? En eso consiste el reto del “solomillón” del Big Texan Ranch, un restaurante y motel situado en la localidad de Amarillo, TX. Si lo consigues, tu nombre pasará a engrosar la lista de insignes comensales que han superado la prueba… y además el festín te saldrá gratis. Sin embargo, pocos son los que lo consiguen y muchos los que acaban en urgencias. Por cierto, el negocio les va tan bien que tienen proyectada una ampliación de sus instalaciones que estará lista en 2017.

32

El Cadillac Ranch es un instalación pública de arte creada en 1974 por un grupo de artistas denominado Ant Farm, que decidió hacer su particular homenaje a un icono de la cultura pop americana, el Cadillac. La escultura son diez automóviles semi enterrados cabeza abajo en la tierra. Con el paso de los años, el rancho Cadillac se ha convertido en un lienzo para que los viajeros den rienda suelta a su talento a través del graffitti. Si no llevas espray no te preocupes, por el suelo siempre hay muchos que podrás reutilizar.

Alternativa: A escasos kilómetros se encuentra el Bug Ranch, surgido a la sombra de la fama del primero, solo que en este caso son cinco VW Escarabajo. Muy chulo también.

33.jpg

Enhorabuena, has llegado al ecuador de la Ruta 66. En Adrian (TX) se encuentra el Midpoint Cafe, que presume de encontrarse en el punto medio de la carretera, del que Chicago y Los Angeles se encuentran exactamente a la misma distancia. Justo enfrente, cruzando la carretera, está el cartel con el que podremos inmortalizar el momento.

Curiosidad: Junto a la cafetería hay una furgoneta Ford sobre la que puedes dejar constancia de tu paso.

34.jpg

Ya que estás en el Oeste, ¿por qué no asistir a un rodeo? En Amarillo (TX) se celebra cada año durante el mes de septiembre la Tri State Fair, un evento que acoge, entre otros, un famoso campeonato de rodeo. Es el deporte oficial de Texas, pero puedes encontrar pequeños rodeos desde Oklahoma a California en multitud de ferias locales, especialmente durante los meses de verano.

35.jpg

Siguiendo con las tradiciones, tendremos que comprarnos un auténtico sombrero de cowboy para integrarnos con los lugareños. Este complemento indispensable del atuendo vaquero sirve para proteger del sol, pero también de la lluvia, ya que son impermeables. No tendréis problemas para encontrarlos porque los venden en todos sitios. Los hay de muchas clases y materiales, pero los más elegantes son los de fieltro. A día de hoy, siguen fabricándose prácticamente igual que el primero creado en 1865 por J.B. Stetson.

36.jpg

O un burrito, una quesadilla… lo que sea, ¡pero siempre con mucho picante! En un estado donde la población hispana supone el 30% del total, la comida tiene obviamente un claro sabor latino. En Nuevo México disfrutaréis de un auténtico banquete al estilo tradicional.

Alternativa: Si quieres empezar el día con energía, prueba a desayunar un burrito, los hacen rellenos de jamón de york, queso, huevos revueltos,lechuga, tomate, guacamole y patatas fritas en tacos. ¡Delicioso!

37.jpg

La Carretera Madre es el paraíso para los amantes de los carteles de neón. Estos llamativos reclamos publicitarios fueron extremadamente populares en Estados Unidos durante el periodo 1920-1960. La 66 estaba plagada de miles de ellos que anunciaban moteles, restaurantes, tiendas… Aún se conserva un gran número, restaurados en muchos casos por la comunidad en un afán por preservar su legado.

38.jpg

Santa Fe es la capital del estado de Nuevo México y unas de las ciudades más bonitas del recorrido.Merece la pena coger la alineación pre-1937 de la Ruta 66 para disfrutar de ella. Fundada en 1610 por los españoles, te enamorará por sus casas de adobe y su encanto colonial. Es famosa, entre otras cosas, por ser el segundo mercado de arte más importante de Estados Unidos después de Nueva York. Cuenta más de 200 galerías de arte.

39.jpg

Tras la finalización de Breaking Bad, Albuquerque se ha convertido en lugar de peregrinaje para los fans de la serie. Todo el mundo quiere conocer dónde se gestó la historia de Walter White y Jesse Pinkman. Incluso, hay un tour que ofrece visitar las localizaciones en una caravana como la usada por los protagonistas. Si vas por libre, en este mapa podrás encontrar todos los emplazamientos de la serie.

Alternativa: Si tu visita a la ciudad coincide con la primera semana de octubre podrás asistir al Balloon Fiesta, el mayor evento de globos aerostáticos del mundo.

40.jpg

Burma-Shave fue una marca de crema de afeitar famosa por sus anuncios de carretera. Generalmente, consistían en una serie de pequeños carteles secuenciales situados en el arcén que, mediante rimas humorísticas, nos lanzaban útiles consejos de seguridad vial. Estos reclamos publicitarios se hicieron muy populares a lo largo de toda la 66. Aún es posible seguirlos en algún que otro tramo, aunque la mayoría son recreaciones de los originales.

41.jpg

En la localidad de Gallup (NM), poco antes de la frontera con Arizona, hay un hotel creado para las estrellas de Hollywood. El Rancho fue construido en 1937 por el hermano del director de cine D.W. Griffith para procurar alojamiento a los actores y actrices que participaban en los rodajes cinematográficos de la época. Si nos hospedamos en él podremos dormir, si así lo deseamos, en las mismas camas que lo hicieron en su momento John Wayne, Kirk Douglas o Katherine Hepburn.

Alternativa: En el Oatman Hotel, en la frontera entre Arizona y California, pasaron su luna de miel Clark Gable y Carol Lombard en 1939. El actor solía frecuentar a menudo la Ruta.

42.jpg

En su recorrido de casi 4.000 kilómetros, la Ruta 66 atraviesa solamente un Parque Nacional, Petrified Forest, que debe su nombre a los numerosos restos de madera fosilizada que hay esparcidos por sus 109.000 kilómetros cuadrados. El lugar es una delicia para la vista, con un entorno predominantemente árido y con esos característicos troncos petrificados salpicando el paisaje. Hay una carretera que lo recorre que nos permitirá acceder a los mejores miradores.

43.jpg

Wigwam era una cadena de moteles que se construyeron durante las décadas de 1930 y 1940 en Estados Unidos. Las habitaciones simulaban ser tipis, las típicas tiendas de los indios. Si la idea te atrae, tienes suerte porque dos de los tres que permanecen aún abiertos se encuentran en la Ruta 66. Uno de ellos está en Holbrook (AZ) y el otro en San Bernardino (CA), aunque el primero es mucho más auténtico y se conserva bastante más fiel a su historia. Por un módico precio podrás dormir dentro de una “auténtica” tienda india. Bueno, en realidad no es cierto, por dentro son como cualquier otra habitación, pero mola, ¿no?

44.jpg

“Well, I’m a standing on a corner in Winslow, Arizona / and such a fine sight to see. / It’s a girl, my Lord, in a flatbed Ford / slowin’ down to take a look at me”. Este sencillo verso del tema ‘Take it easy’ del grupo The Eagles sirvió para situar en el mapa la pequeña ciudad de Winslow. Para el grupo también es una canción muy especial ya que fue el primer single de su carrera y el que, a la postre, los catapultaría hacia el estrellato. Para conmemorarlo, en 1999 se construyó el Standin’ on the Corner Park, un memorial al aire libre que recrea la escena narrada en 1972.

Curiosidad: La canción ‘Take it easy’ forma parte de nuestra selección ‘Las 30 mejores canciones de carretera’.

3ª PARTE –>

66 COSAS QUE VER (Y HACER) EN LA RUTA 66 – 1ª Parte

•marzo 30, 2016 • 2 comentarios

La Ruta 66 tiene una longitud de 3.940 kilómetros y se suele tardar entre 15 y 20 días en recorrerla, tiempo de sobra para ver y hacer infinidad de cosas.Leyenda

Aquí tenéis una pequeña selección con lo mejor que ofrece esta carretera mítica. Hemos incluido a propósito lugares y actividades que se encuentran fuera del trazado original pero que mucha gente aprovecha para ver por cercanía porque, no nos engañemos, ya que cruzamos el charco y planificamos un desplazamiento de estas características, todos aprovechamos para hacer la visita lo más completa posible.

Le hemos dedicado mucho tiempo y empeño a elaborar esta serie. Serán tres entregas con lo mejor que ofrece este viaje. Solo esperamos que sea de vuestro agrado y que compartáis con nosotros vuestras vivencias de la Carretera Madre.

1

¿Qué mejor manera de comenzar el viaje que con un vigorizante desayuno? El mítico restaurante Lou Mitchell’s lleva alimentando a los viajeros desde antes incluso de que se estableciera la Ruta 66 en 1926.

Alternativa: Berghoff Restaurant

2

Dependiendo de la época del año en la que hagamos el viaje, este recomendación puede convertirse en un atentado contra la salud. Sin embargo, como la mayoría vamos en verano, nos arriesgaremos. Una buena opción es hacerlo en Ohio Street Beach, una playa situada junto al centro.

Sugerencia: Muchos recogen agua o arena del lago para verterla a su llegada al océano Pacífico. Simbólico, ¿no?

3.jpg

Más parecida a una lasaña que a una pizza, la plato hondo” se inventó durante la II Guerra Mundial y se caracteriza por su “profundidad”. Puedes encontrarla en casi cualquier restaurante de la ciudad. Esponjosa y deliciosa.

Alternativa: perrito estilo Chicago y sándwich de ternera italiano.

4.jpg

Una de las cosas que no puedes dejar de hacer si visitas la ciudad es subir al Observatorio 360º del John Hancock Center, para obtener una panorámica privilegiada de la ciudad. Recientemente, además, han introducido una atracción nueva, ‘Tilt’, no apta para cardiacos.

Alternativa: Willis Tower Skydeck

5.jpg

Otra forma más tranquila de disfrutar de la fantástica arquitectura de la ciudad es a ras de suelo. Un paseo por el río puede ser un buen punto de partida, pero si no quieres acabar con tortícolis, las mejores vistas del skyline se obtienen desde la fuente Buckingham o el acuario Shedd.

6.jpg

Todo el que haya visto Easy Rider ha fantaseado alguna vez con recorrer la Ruta 66 a bordo de una Harley-Davidson. Como los sueños están para cumplirlos, aquí os dejo una empresa especializada en hacerlos realidad: Eagle Rider. Otra opción es alquilarla por tu cuenta e ir por libre.

Alternativa: Y como sé que no todos sois moteros, el resto podéis alquilaros un “sencillito” Mustang para que los de la Harley no os mojen la oreja…

7.jpg

Durante los años de la Ley Seca, el jefe del hampa de Chicago explotó diversos negocios en la Ruta 66: licorerías clandestinas, hipódromos, bares de carretera, burdeles… incluso, llegó a establecer su base de operaciones en la localidad de Cicero, tal y como refleja la serie de televisión Boardwalk Empire. Uno de los escondites favoritos de Capone, el Luna Cafe, sigue en pie.

Alternativa: Si lo prefieres, puedes visitar la cárcel donde se han rodado películas como Granujas a todo ritmo o la serie Prison Break.

8.jpg

En la localidad de Wilmington se encuentra uno de los iconos de la Carretera Madre a su paso por Illinois. El gigante Gemini nos retrotrae a los años en que EEUU y la URSS competían por ser la primera potencia en mandar un ser humano al espacio. Forma parte de los conocidos como muffler men, estatuas publicitarias que proliferaron en las carreteras de Norteamérica durante los años 60.

Alternativa: En la Ruta 66 se conservan otros 3 más, dos en Illinois –Lauterbach Tire Man y Bunyon’s Statue Tall Paul– y el último en Arizona, Lumberjack. En Oklahoma hay otro gigante, The Golden Driller, aunque no es considerado dentro de la categoría de muffler men.

9.jpg

Springfield es la capital de Illinois y la ciudad natal del presidente Abraham Lincoln. Su tumba se encuentra en el cementerio Oak Ridge y es visitada todos los años por 200.000 personas. Si te gusta la historia, no pierdas la oportunidad de visitar el lugar donde reposan los restos de la persona que lideró la lucha contra la esclavitud.

Sugerencia: Para algo más prosaico, cuando termines pásate por el Cozy Dog Drive In a probar sus famosos perritos en palo.

10.jpg

No seáis mal pensados, que os conozco. Justo antes de abandonar el estado de Illinois, hay un lugar que merece nuestra atención, el Henry’s Rabbit Ranch. Su propietario, Rich Henry, nos recibirá en su santuario conejil acompañado de sus peludos amigos. El local está atestado de cosas, la mayoría con una capa de polvo de varios años, pero la amabilidad de Rich y el encanto kitsch del lugar nos atraparán sin remedio.

Alternativa: Otra atracción clásica consagrada a los conejos, Jackrabbit Trading Post, en Arizona.

11.jpg

Situado entre los estados de Illinois y Missouri, el Chain of Rocks salva el caudaloso río Mississippi y debe su nombre a una cadena de rocas que hay sobre el lecho del río. Este histórico puente, que antaño soportaba el denso tráfico de la Ruta 66, se ha convertido hoy en una vía verde abierta únicamente a peatones y ciclistas.

Alternativa: El último puente cubierto que existe en la Ruta 66 se encuentra en Illinois: el Sugar Creek Covered Bridge.

12.jpg

Con más de ochenta años de historia, esta heladería es una institución en la ciudad de San Luis. Vayas a la hora que vayas, seguramente tendrás que hacer cola para conseguir uno de sus famosos . Es una tradición de los viajeros de la 66 que circulan hacia el Oeste.

Alternativa: Y ya que estamos en San Luis, ¿subimos al Gateway Arch?

13.jpg

Bass Pro Shop es una conocida cadena nacional con sede en Missouri. La central de Springfield ostenta el título de tienda de deportes al aire libre más grande del país, con nada más y nada menos que 152.400 metros cuadrados. En su vasto interior simula los diferentes entornos naturales en los que se realiza cada actividad; incluso, dispone de una completa armería… Esto es América.

14.jpg

¿Quieres ver una película sin bajarte del coche? En la 66 puedes hacerlo. Los antaño populares cines al aire libre norteamericanos han ido desapareciendo con el paso de los años, pero aún subsisten unos cuantos repartidos por todo el país. A la orilla de la Carretera Madre quedan cuatro, aunque algunos solo abren en verano: Twin Drive-In en Springfield (IL), Skyview Drive-In en Litchfield (IL), 66 Drive-In en Carthage (MO) y Twin Admiral Drive-In en Tulsa (OK).

15.jpg

La breve estancia de Clyde Barrow y Bonnie Parker en Joplin, Missouri, precipitó su trágico final. En 1933, Barrow y su banda se refugiaron en el 3347 de Oak Ridge Drive. Tras un par de semanas, los vecinos denunciaron el comportamiento sospechoso de los nuevos inquilinos y el 13 de abril la policía irrumpió en el inmueble. Los fugitivos consiguieron escapar pero se dejaron tras de sí varias pertenencias, entre ellas una cámara con fotos que a la postre resultarían decisivas para darles caza. La casa sigue ahí, testimonio de su turbulento pasado.

Alternativa: Si quieres seguir los pasos de otro forajido de leyenda sin salir del estado, puedes visitar las cuevas en las que se refugiaba Jesse James, las Meramec Caverns.

16.jpg

Disfrutar de una cerveza y un perrito caliente mientras asistes a un partido forma parte del estilo de vida americano. A lo largo de la Ruta 66 disponemos de un amplio abanico de posibilidades; aquí vamos a citar únicamente los equipos de las grandes ligas: MLB (Major League Baseball), NBA (National Basketball Association), NFL (National Football League) y NHL (National Hockey League).

ILLINOIS: Chicago White Sox (MLB), Chicago Cubs (MLB), Chicago Bulls (NBA), Chicago Bears (NFL) y Chicago Blackhawks (NHL).

MISSOURI: St. Louis Cardinals (MLB), St. Louis Rams (NFL) y St. Louis Blues (NHL).

OKLAHOMA: Oklahoma City Thunder (NBA).

CALIFORNIA: Los Angeles Angels (MLB), Los Angeles Dodgers (MLB), Los Angeles Lakers (NBA), Los Angeles Clippers (NBA) y Los Angeles Kings (NHL).

Curiosidad: Existe un equipo de las ligas menores de béisbol que debe su nombre a la Ruta, los Inland Empire 66ers, afincado en San Bernardino, CA.

17.jpg

La Ruta 66 es la madre de todos los road trips. La sensación de libertad al recorrerla es total. Sientes que vas solo por la carretera, en ocasiones sin cruzarte con nadie durante decenas de kilómetros. Esto es precisamente lo que engancha: echarse a la carretera, ver otros lugares y, lo más importante, conocerse a uno mismo.

18.jpg

Seguro que en vuestra ciudad hay una o varias cafeterías de estilo americano, últimamente se han puesto muy de moda. En Estados Unidos también hay grandes cadenas de establecimientos de aire retro pero, si buscáis algo realmente auténtico, os podemos recomendar Polk-a-Dot Drive In (Braidwood, IL), Rock Café (Stroud, OK), Midpoint Cafe (Adrian, TX), U-Drop Inn Café (Shamrock, TX) o Roadkill Café (Seligman, AZ), entre otros. Algunas llevan ahí, incluso, desde los inicios de la Ruta.

19.jpg

Un sitio que se llama “El Codo del Diablo” no puede defraudar. Devil’s Elbow es una de las secciones más bellas de toda la Ruta 66. Creedme, atravesar esta zona al atardecer es una experiencia única. Junto a un precioso puente de hierro, recientemente restaurado, nos encontramos un auténtico garito de moteros, el Devil’s Elbow Bar & Grill, cuya característica decoración no nos dejará indiferentes: de su techo cuelgan miles de sujetadores que las parroquianas, como manda la tradición, han ido “donando” durante años.

Curiosidad: En sus inicios, este enclave perteneció al famoso Munger-Moss Sandwich Shop, que fue reconvertido en motel y trasladado a su actual emplazamiento en la ciudad de Lebanon en 1946.

20.jpg

Los trading post son viejos bazares propiedad de los indios que abundan sobre todo en los estados de Missouri, Oklahoma, New Mexico y Arizona. En sus orígenes se situaban en las rutas comerciales y eran establecimientos destinados al intercambio de bienes y enseres, de ahí su nombre. Entrar a uno de ellos es como hacerlo en una máquina del tiempo, podremos encontrar casi cualquier cosa que se nos pase por la cabeza. Muy kitsch.

21.jpg

La gasolinera de Gary Turner era una de las paradas obligadas de los viajeros en su camino hacia el Oeste. Su hospitalidad y sus anécdotas sobre la carretera eran legendarias. Tras jubilarse, Gary decidió cumplir el sueño de su vida, reconstruir la vieja estación de servicio de Gay Parita que había conocido de niño, y desde entonces se dedicó a mantener vivo el legado de la Carretera Madre. Por desgracia, Gary murió hace un año y el deterioro de la propiedad va en aumento. Cuando paséis por Missouri no olvidéis presentar vuestros respetos a uno de los mayores embajadores de la 66… Friends for life, Gary!

Actualización mayo 2016: ¡Buenas noticias! Barbara Turner, hija de Gary, ha decidido reabrir la gasolinera.

22.jpg

Cuando duermes por primera vez en un motel de carretera americano te das cuenta de que la realidad supera siempre a la ficción. Todos hemos visto en las películas que en cada mesita de noche nunca falta una Biblia. Tal cual, abrid el cajón y obtendréis la prueba. América es una tierra temerosa de dios; por muy pequeño que sea, cada pueblo cuenta con varias iglesias, cada una consagrada a un culto diferente.

Curiosidad: En Groom (TX), está una de las cruces más grandes del mundo. Junto a ella hay un pequeño santuario católico que incluye una tienda de regalos “divina.

2ª PARTE —>

Reportaje en la revista argentina ‘LUGARES DE VIAJE’

•julio 21, 2014 • Dejar un comentario

Good news! La revista ‘LUGARES’, perteneciente al prestigioso grupo argentino La Nación, nos encargó hace unas semanas un reportaje para su edición de verano. Así, el ejemplar correspondiente al mes de julio de 2014 dedica un buen número de páginas a la Carretera Madre.

‘LUGARES DE VIAJE’ es la revista de turismo más importante de Argentina. Ha sido un auténtico placer colaborar con ellos y desde aquí quiero agradecer la confianza depositada en nuestro blog.

La mayoría de las fotos que acompañan el texto también son de Vive la Ruta 66. Si queréis ver nuestra galería fotográfica completa de la Ruta 66, pincha AQUÍ

La verdad es que las últimas semanas han sido muy fructíferas en cuanto a colaboraciones se refiere, no podemos estar más contentos :)

Para ver el reportaje completo, pinchad en la siguiente imagen:

Revista Lugares

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Os recomiendo que visitéis su sitio web lugaresdeviaje.com

“THE ROAD AND THE ROMANCE”, exposición sobre la Ruta 66 en Los Ángeles

•julio 14, 2014 • Dejar un comentario

East_West_Route66_SteveRider

Desde el pasado 8 de junio, el Autry National Center de Los Ángeles acoge una interesante exposición sobre la Ruta 66 denominada ‘The Road and the Romance’, una oportunidad única para contemplar algunos documentos inéditos relacionados con la Carretera Madre.

La muestra explora la historia de esta mítica carretera a través de diversos objetos y obras de arte, reunidos por primera vez, procedentes de fundaciones y colecciones privadas de Estados Unidos. Entre otras maravillas podremos encontrar señales originales de la Ruta 66, cuadro de varios artistas entre los que destaca Jackson Pollock, una página manuscrita de ‘Las uvas de la ira’ de John Steinbeck, la guitarra de Woody Guthrie, un rollo mecanografiado de la obra maestra de Jack Kerouac ‘En la carretera’… incluso hay un auténtico Chevrolet Corvette de 1960 xpuesto. Bobby Troupe, por otro lado, está también muy presente en el Autry con una máquina de discos en la que se pueden escuchar hasta 120 versiones de su emblemática ‘Gets your kicks’.

scrollsideview-christiesBajo una estructura cronológica, la exposición recorre las diferentes etapas de la Ruta, desde una visión general de los cambios industriales y tecnológicos que allanaron el camino para su creación en 1926, pasando por la Gran Depresión y el ‘baby boom’ posterior a la Segunda Guerra Mundial, hasta su ulterior declive y recuperación como carretera histórica.

En las salas del Autry Center tiene cabida también la película de animación ‘Cars’, un homenaje a la Ruta 66 que ha dado a conocer el mítico trazado entre Chicago y Los Ángeles a los más jóvenes. Así, es posible ver fotos, bocetos, maquetas y storyboards utilizados durante su producción.

Sin embargo, la propuesta del museo californiano va más allá y no rehúye los aspectos más oscuros de la historia de la 66, como la imagen estereotipada de los nativos americanos ofrecida en las postales y recuerdos promocionales o la segregación que sufrían los negros en estaciones de servicio, alojamientos y restaurantes, hecho al que, por cierto, dedicaremos próximamente una entrada en este blog.

La muestra permanecerá abierta hasta el 4 de enero de 2015, una oportunidad excepcional si vas a estar en Los Angeles durante los próximos meses. Además, el museo se encuentra ubicado en el parque Griffith, junto a dos iconos de la ciudad, el Observatorio homónimo y el cartel de Hollywood, por lo que no hay excusas para no acercarse a disfrutar de esta histórica exhibición.

Western-Motel-Neon-SignAutry National Center of the American West
4700 Western Heritage Way, Griffith Park
Los Angeles, CA

Parking gratuito

Horario de apertura
Martes a Viernes, 10,00h – 16,00h
Sábados y Domingos, 10,00h – 17,00h

El museo, inaugurado en 1988, fue creado por Gene Autry, el famoso ‘singing cowboy’ americano. Su objetivo es preservar el legado histórico de los pueblos del Oeste y la cultura pop surgida durante el siglo XX. Sus exposiciones atraen anualmente a unos 150.000 visitantes.

Fotografías cortesía de The Autry National Center

Fotografía en Outside Magazine

•junio 25, 2014 • Dejar un comentario

¡Estamos de enhorabuena! Una de nuestras fotografías de Chicago, concretamente ESTA realizada desde el Observatorio de la Torre Hancock, ha sido incluida en el último número de la revista de turismo y aventura Outside Magazine. Da la casualidad de que esta publicación se encuentra afincada en la ciudad de Santa Fe (Nuevo México), en plena Ruta 66, por lo que estamos doblemente orgullosos.

Outside Magazine

Os recomiendo que visitéis la web de la revista en www.outsideonline.com

En general, las últimas semanas han sido muy prolíficas para Vive la Ruta 66. En unos días publicaremos una nueva colaboración en prensa especializada, estad atentos.

Aunque últimamente no puedo actualizar el blog tan a menudo como quisiera, que sepáis que tengo varias entradas en el horno que espero podáis “desgustar” en breve😉

¡Saludos!

DIEZ consejos para hacer la RUTA 66 en INVIERNO

•marzo 10, 2014 • Dejar un comentario

Algunos nos habéis preguntado en ocasiones por Facebook y Twitter si el invierno es buena época para hacer la Ruta 66, y nuestra respuesta siempre ha sido clara, son más los “contras” que los “pros”. Pero sabemos que, por circunstancias, muchos no disponéis de otras fechas, así que intentaremos exponer la situación objetivamente y ofrecer algunos consejos útiles para vuestra ruta invernal (que no infernal, no os asustéis).

Está claro que no es la época ideal para recorrerla por una sencilla razón: muchos negocios y “atracciones” cierran entre los meses de octubre y abril, por lo que se pierde uno de los grandes atractivos de la carretera, el contacto con la gente. Por otra parte, la nieve y la lluvia dejan en ocasiones impracticables muchas secciones originales de la 66cuyo deteriorado pavimento ya no soporta condiciones tan extremas, lo que te obligará a coger la interestatal en no pocas ocasiones.

Si bien es cierto que el trazado de la Ruta 66 se planeó con el propósito de que fuera transitable durante los 365 días del año, también es verdad que atraviesa varios pasos de montaña y zonas donde la presencia de nieve es habitual durante estos meses. Este año, sin ir más lejos, la ola de frío está azotando duramente Estados Unidos, con temperaturas bajo cero en la mayoría de los estados de la Ruta. A modo de ejemplo, hace apenas una semana el Rock Cafe de Stroud (Oklahoma) tuvo que cerrar a causa del temporal, tal y como reflejaban en su cuenta de Twitter:

“Bueno amigos, después de hablar de ello hemos decidido que la seguridad de nuestro personal es más importante que hacer frente a las carreteras y la bajada de temperaturas… Por favor, no os molestéis con nosotros, esperamos que estéis todos a salvo. ¡Nos vemos el martes!”

Dicho esto… ¡que no cunda el pánico! Como hemos dicho, la Ruta 66 se hizo para ser recorrida todo el año. Aquí tenéis una lista con las ventajas de hacerla en invierno y algunos consejos útiles:

1. Calor no vas a pasar, eso ya es una ventaja. Las temperaturas en verano, la época elegida por la mayoría para viajar, suelen ser asfixiantes en algunos tramos del recorrido.

2. Vas a disfrutar de un paisaje diferente que no suele verse en las fotos porque poca gente la hace en invierno.

3. En el 99,9% de los moteles hay wifi gratis. Consulta todos los días la previsión del tiempo y el estado de las carreteras para el día siguiente, especialmente en el Medio Oeste y antes de afrontar los puertos de montaña.

4. Sé flexible, añade al planning de viaje un par de días extra para poder usarlos de comodín en caso de que el mal tiempo te haga perder alguna jornada de camino. El clima también te obligará a circular más despacio, tómatelo con calma.

5. Evita las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde/noche por el riesgo de hielo en el asfalto, sobre todo en los pasos de mayor altitud.

Route 66 in winter

6. No apures el depósito de gasolina. Llénalo SIEMPRE cuando esté por la mitad, las distancias son largas y no suele haber mucho tráfico en los tramos originales de la Ruta 66; en invierno, con más razón. De por sí, algunas zonas están bastante apartadas y las gasolineras muy retiradas unas de otras.

7. Lleva comida y bebida de sobra. Hay menos negocios abiertos y, si te quedas aislado, agradecerás contar con provisiones mientras esperas que te rescaten.

8. Al alquilar el coche contrata un suplemento de cadenas de nieve para los neumáticos. Si no la usas, mejor, pero por si acaso…

9. Asegura. Contrata una póliza de viaje para prevenir posibles retrasos, cancelaciones de vuelos, accidentes, urgencias médicas… ya sabes, lo normal cuando recorres 4.000 kilómetros atravesando un país de costa a costa.

10. Ropa de abrigo. Sí, parece de perogrullo pero no es tan sencillo. Es importante llevar prendas impermeables y que corten el viento. Además, es posible que necesites quitarte varias capas a lo largo del día. Sin embargo, el viaje es largo y el espacio en las maletas limitado, así que mi consejo en este sentido es que lleves lo imprescindible a la ida (todos los moteles cuentan con lavadora y secadora para hacer la colada, no será un problema que lleves pocas prendas) y te compres durante el viaje lo que vayas necesitando.

Y no olvides una cosa: sea la estación que sea, cada viaje en la 66 es único, no te arrepentirás😉